La sed está intacta

Tras el accidente en el que Arturo Vidal chocó por alcance con otros dos vehículos manejando en estado de ebriedad cuando volvía a la concentración de la selección, el tribunal popular sesionó rápidamente y de madrugada, aunque en fallo dividido: mientras unos quieren las más drásticas medidas disciplinarias, otros querían fuero de crack y que se mantuviera en el plantel que disputa la Copa América, cosa que finalmente ocurrió.
El historial de indisciplinas en selecciones nacionales (de fútbol) es tan larga como inútiles han sido las “sanciones ejemplares” que han intentado imponerse a los protagonistas, ya que frecuentemente reinciden en conductas similares, pero debido a esa capacidad de ver la paja en el ojo ajeno propia de la idiosincrasia chilena, exacerbada a su máxima expresión e instantaneidad con la llegada de las redes sociales, se buscan cabezas que rueden vistosa y rápidamente con el único resquemor de dar ventajas deportivas a los rivales, en este caso particular, el de haber dejado fuera al mejor jugador chileno en lo que va corrido del torneo.
Hay quienes pidieron la sanción para cuidar el ejemplo que se da a los niños y futuros deportistas, y en ese caso me parece pertinente revisar cuáles son los modelos de éxito que ofrecemos a nuestros hijos, tanto porque el deporte debiera fomentarse en un sentido participativo y recreativo -al menos en los primeros años de la niñez- como porque es importante que quienes se dediquen a una actividad deportiva de manera profesional tengan claros objetivos de vida de manera que no se mareen con el fugaz estrellato que viven sobre todo en temporadas exitosas.
Los hechos ya conocidos son que Vidal iba a llegar borracho a la concentración de no haber chocado, así que ahora deberá responder ante la justicia -cosa que por ahora quedó en medidas cautelares y después seguramente quedará en nada-, ante sus compañeros y el reglamento interno de la ANFP sobre la disciplina de los seleccionados y además, ante el público que quería verlo empujar al equipo chileno hasta su primer título continental pero también demanda más responsabilidad de parte de los conductores.
Respecto del cuerpo técnico, puede no ser culpable -se trata de personas adultas- pero sí inocentes con el jugador de élite chileno promedio al darles permisos excesivos, ya que éste aprovecha cada vez que le dan la mano para tomarse el codo y algo más, al mismo tiempo los deportistas tienen que decidir si respetan o no de igual manera al equipo nacional como a sus clubes, porque a cierta distancia da la impresión de que a quienes les pagan los sueldos millonarios no les fallan tan fácilmente como a los hinchas chilenos, que a su vez los retribuye con cariño y esperanzas de triunfos históricamente esquivos.
Los que pidieron pragmatismo apelando a las mayores posibilidades que supuestamente ofrece la localía para por fin celebrar la primera Copa América y dejar “que las instituciones funcionen” tuvieron su premio, es decir, esperar a ver qué dice la justicia para recién pensar en sanciones institucionales, pero si como sociedad estamos educándonos para que la gente no conduzca si ha bebido o piensa hacerlo, la decisión de mantenerlo en el plantel, aunque nos ofrece cierta tranquilidad en lo deportivo, dejó en evidencia el conflicto interno en torno a un tema que no tenemos resuelto como sociedad -manejar borracho- y la inconsecuencia de la propia ANFP en relación a casos similares.
En lo personal, creo que todos los cuestionamientos que afloraron en torno a todo esto no hicieron más que dejar en evidencia que aún no tenemos interiorizada a plenitud la gravedad que constituye un hecho así, y es que no puede seguir considerándose normal que la gente maneje con trago en el cuerpo; son un riesgo para todos, empezando por sus propias familias.
Finalmente, en un inconsistencia curiosa y tristemente premontoria, uno de los auspiciadores oficiales de la selección decía en una publicidad que la sed (de triunfo) está intacta.sed

Anuncios

Acerca de AlfonsoLevet

Cristiano y magallánico, lo demás es añadidura.
Esta entrada fue publicada en Copa América 2015 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s